Charlamos con Marem Ladson

Publicado por el 11/12/2019

 

Desde que presentó su disco debut en primavera de 2018, Marem Ladson no ha parado de reafirmarse como una de las grandes revelaciones de la escena nacional. Con una madurez compositiva y de interpretación sorprendente para una persona de 20 años, la cantante, compositora y guitarrista hispanoamericana ha participado en un sinfín de festivales y ya está preparando nuevo álbum y gira para 2020.

Marem ha sido la protagonista de nuestra última editorial y, de paso, hemos tenido la oportunidad de hacerle unas preguntas sobre sus referentes, inspiraciones, planes de futuro y su nuevo single Fight, ya disponible en todas las plataformas.

 

 

Tus orígenes son bastante atípicos: madre gallega, padre estadounidense, nacida en Ourense y criada a caballo entre España y EEUU. ¿Crees que tu entorno ha influido en tu proceso creativo?

Como mujer birracial, española y estadounidense afrodescendiente, siento que hay muchas expresiones de mí misma y de mi identidad. Mi música es el reflejo de todas las influencias que absorbo de mi entorno.

 

Háblanos de tu incursión en la música: tu primer contacto con ella, cómo empezaste a componer, cuándo tuviste claro que era lo que querías hacer…

Según mi madre, mi primer contacto con la música fue cuando aún estaba en su barriga. Ella solía ponerme Schoppin con auriculares en su tripa. Recuerdo que mi hermana y yo siempre cantábamos y bailábamos en casa, preparábamos actuaciones especiales para las comidas familiares en casa de mis abuelos. Sobre los 10 años aprendí a tocar la guitarra y empecé a escribir poemas sobre las cosas que me preocupaban en aquel momento: mi relación con mis compañeras del colegio, mis padres, etc.

 

 

¿Qué disco o artista te ha acompañado siempre y por qué?

Descubrí la mayor parte de mis artistas favoritos cuando me regalaron el ordenador viejo de mi madre, y empecé a buscar en YouTube un montón de música. Recuerdo que, cuando escuché por primera vez The Velvet Underground, me quedé paralizada. Lo mismo con Elliott Smith, Jeff Buckley, Joni Mitchell… son artistas que siempre me han gustado porque transmiten mucha sensibilidad.

 

El año pasado debutaste de la mano del sello Mount Ventoux con tu álbum homónimo, un proyecto que pasa del pop al folk con una cohesión admirable. ¿Cómo fue el proceso de grabación?

Fue una experiencia bastante enriquecedora, siento que me sirvió para crecer a nivel personal y profesional, aprendí muchas cosas sobre producción y grabación.

 

 

Más recientemente, con tu single Nothing Really Matters, nos mostraste un nuevo registro, una nueva Marem. ¿Tienes a la vista más lanzamientos en esa línea?

Estoy muy interesada en explorar nuevos registros e incorporar a mi música estilos que a priori pueden parecer lejanos, pero realmente mi forma de crear no entiende de prejuicios.

 

La combinación de inglés y castellano en Nothing Really Matters le da incluso más fuerza a tu narrativa, ¿qué te llevó a decidirte a cantar en ambos idiomas?

Siento que es el reflejo de quien soy, y un paso natural de cara a mi segundo disco, en el que habrá más canciones en español.

 

 

 

Tu primer disco, seguido de conciertos, festivales, colaboraciones con otros artistas… ¿Cómo estás viviendo el frenético despunte de tu carrera?

Estoy intentando encontrar el equilibrio y disfrutar del presente. Siento que hoy en día todo va a un ritmo frenético, hay artistas sacando un single al mes, nuevas colecciones de ropa cada mes, nuevas series de televisión cada semana…. Creo que hay un interés excesivo en consumir cosas nuevas todo el rato, y las aborrecemos con demasiada facilidad. No se valora el proceso. Y a veces el proceso lleva tiempo. Yo quiero hacer música que lleve tiempo, porque también quiero que perdure en el tiempo.

 

Acabas de estrenar Fight, un single elegante e intimista. Cuéntanos un poco sobre él, ¿representa lo que está por llegar?

Fight es una canción que habla sobre lo duro que fue dar este paso de convertirme en artista. Yo sé que nací para dedicarme a esto, pero aceptarlo genera grandes inestabilidades emocionales. Me exijo más de lo que exigiría a cualquiera, soy muy dura conmigo misma y a veces se me hace difícil confiar en mí misma, escucharme y entenderme. Me encantaría ser capaz de transmitir fuerza y seguridad siempre, pero a veces siento que se esconde en mi interior y no puedo verlo. Es un proceso, un viaje muy largo de autodescubrimiento y entendimiento. También creo que es importante reflejar esa vulnerabilidad, que es real y existe, aunque apenas se muestre.

 

 

En entrevistas anteriores comentabas que las letras de tu álbum debut retrataban, sobre todo, relaciones personales de tu entorno. ¿De qué te nutres ahora mismo a la hora de buscar inspiración?

De mi relación conmigo misma y con la música. De mis deseos, aspiraciones, miedos, debilidades y fortalezas. Es curioso, pero al final todo lo que hacemos habla de nosotros mismos, ¿no? Quizás a alguna gente le sorprenda, pero casi todos los “tú” en mis canciones se refieren a la música, o al camino hacia ella. A veces siento que estoy obsesionada, pero hacer música es lo que más quiero y lo que más me gusta.

 

Ahora que se acerca el final de año, ¿qué artistas han marcado profundamente tu 2019?

Este año he escuchado mucho a Blood Orange, Vagabon, Tei Shi, Solange, Weyes Blood y Caroline Polachek.

 

 

¿Alguna “joya oculta” en la escena nacional que deberíamos estar escuchando?

Blanco Palamera, hacen canciones bien bonitas y tienen muy buen corazón. Tocan conmigo en directo, y formamos una familia de la que me siento muy agradecida. Al final lo más bonito de hacer música es compartirla con otros que viven esa misma ilusión contigo y te entienden y te apoyan.

 

 

Para terminar, ¿nos puedes adelantar cuáles son los siguientes pasos en tu carrera?

Estoy trabajando en mi próximo disco, que saldrá en 2020, y pronto anunciaremos fechas de la nueva gira, que por primera vez, será internacional. Estoy muy ilusionada por todo lo que se viene.

 

 

Photography: Ana Alcocer
Model: Marem Ladson
Stylism: Greta Macchi
MUAH: Isabella Ching
Production: Nelya Ihoshyna, Sara Rojo, Lucía Medín

LOOKS

Lacoste
Loreak Mendian
Converse
adidas
Matka
Mango
Georges Rech
Friperie
Lelloue
Villa Paradiso
Santa Living
Glenda López
Daniel Espinosa
María Ramírez
CORRES Jewelry
Pelonio Press
Finally Press
Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list