Cota Cerámica, modelado a mano

Publicado por el 21/09/2020

La cerámica, entre muchos oficios artesanales, aflora reinventándose en plena era digital ya que desarrollar esta técnica da cabida a nuestra pulsión natural de crear con las manos. Clara y Nerea son las fundadoras de Cota, mujeres que deciden emprender este proyecto abarcando la cerámica del modo menos convencional junto con un gusto supremo nutrido por la moda y el diseño de producto. Reinventan el objeto cotidiano resultado de la improvisación y el contacto directo con la materia que trabajan; modelan sin molde ni torno, experimentando a mano con el barro. Este procedimiento da como resultado cerámicas de aspecto tosco cuyas irregularidades las hacen únicas al no poseer ningún patrón. Cada uno podemos observar en las piezas cualidades diferentes que nos conducen a numerosas interpretaciones y bellezas.

Podemos crear un acontecimiento a la hora de hacernos con una taza o un exprimidor y proceder un ritual en la cena, tomando el té, o el café con este tipo de objetos. Un bol de ensalada que nos habla o un vaso que no quieres guardar en el mueble de lo que te equilibra al verlo sobre la encimera de la cocina. Practicar con ellos la esencia, el Wabi <3

 

Contadme sobre la historia de COTA y el por qué de su nombre ¿Quiénes estáis detrás del proyecto?

Primero empezamos con la broma de llamar Cácota Ceramics a la marca. Nos parecía interesante romper con el estatus social del naming, poder llegar a vender un producto de calidad que el consumidor desease tanto que aunque odiase pronunciar el nombre de la marca, no pudiese resistirse a comprarlo. Finalmente decidimos dejarlo como una broma interna, aunque estamos desvelando nuestro secreto. Detrás este proyecto estamos Clara Zubia y Nerea Manzano.

 

Clara, vienes del mundo de la moda y Nerea hiciste diseño de producto, además tienes tu propia marca de joyas ¿Por qué cerámica? ¿Cómo ha sido el proceso de descubrir la técnica?

Clara: Todo empezó cuando terminé de estudiar Moda, y no tenía trabajo y se despertó en mí la necesidad de explorar otros campos creativos, entonces tuve la oportunidad de explorar la cerámica. Más tarde coincidí con Nerea en un viaje donde empezamos hablar de nuestro gusto por el mundo del diseño, los muebles y los objetos. A partir de ahí comenzamos el proyecto de Cota poco a poco compartiendo conocimientos y gustos entorno a la cerámica.

Nerea: Todo lo relacionado con el trabajo artesanal, me relaja y saca de mi un potencial creativo y satisfactorio. Antes de conocer a Clara me formé en algún que otro curso de cerámica y por mi cuenta investigue y realicé alguna que otra pieza muy rudimentaria. La verdad, que diseñar muebles a gran escala a veces no me resulta tan satisfactorio ni me da tanta libertad a la hora de crear como la cerámica, así que cuando conocí a Clara quise volcarme en el proyecto.

¿Qué hace especial a vuestras piezas?

Nuestras piezas son especiales porque parten de la experimentación de la cerámica como material. A través de esta creamos formas y texturas lo que hace que cada pieza sea única e irrepetible ya que no utilizamos moldes y todo está realizado de manera artesanal.

 

¿Colaboráis con otros artistas para el desarrollo de las piezas y la edición de arte?

Dentro del equipo de Cota está Daniel Fuente como diseñador gráfico y Sergio Pradana es quien nos ha hecho todas las fotos hasta la fecha. Siempre estamos abiertas a colaborar con nuevos artistas y que surja un intercambio de conocimientos y experiencias.

¿Algún movimiento artístico, estilo, que os inspire para desarrollar esas formas tan particulares? 

No nos basamos en un movimiento o estilo concreto. Podría decirse que nos inspira todo lo que vemos, sobre todo en redes sociales, de artistas más o menos conocidos, amigos y aunque no lo utilicemos como punto de partida al final nos acaba influyendo. Lo que sí intentamos buscar es una paleta de colores concreta para cada colección. El mundo de la cerámica es muy amplio y todavía nos queda mucho por aprender, en concreto los esmaltes dan mucho juego para experimentar.

Tradicional o contemporánea, ¿hay algún ejemplo de cerámica española que os vuelva locas?

Aunque la cerámica tradicional nos encanta por todo el trabajo que lleva detrás, es verdad que no la conocemos mucho. Sin embargo, conocemos ejemplos de artistas contemporáneos que se han aventurado en el mundo de la cerámica aunque no sean ceramistas, que admiramos por su trabajo. Como por ejemplo, Maria Pratts para La Cobalta, también Canoa Lab o Carbonell ceramics. También, aunque no es española nos gusta mucho las piezas que ha hecho la fotógrafa Harley Weir.

 

¿Cómo es el proceso de concebir una de vuestras cerámicas? Habladme un poco de las técnicas que os gustan más.

Solemos hacerlo de forma intuitiva, directamente con el barro. Cuando nos gusta la forma que toma finalmente solemos generar una colección en torno a esa pieza. Aunque durante este verano sí hemos dibujado muchas piezas. En cuanto a técnicas utilizamos la del modelado ya que no tenemos torno.

 

Vuestro espacio de trabajo ¿dónde tenéis el taller y cómo es el trabajo en él? ¿Qué herramientas son las básicas para hacer cerámica? ¿Y para ser ceramista?

Trabajamos en Sabanero diez, es un taller en Carabanchel que compartimos con otros creativos. Aunque no somos ceramistas y seguimos aprendiendo todo el proceso de la cerámica creo que el kit básico de Amazon te hace el apaño, en realidad, con una esponja, un par de palillos de modelar, un raspador, un vaciador y un alambre para cortar el barro tienes de sobra. Nosotras también utilizamos el rodillo. Para ser ceramista se necesitan muchos años de formación y práctica, es un mundo muy complejo e interminable.

En cuanto a filosofía, ¿qué consideráis que ha de poseer un objeto cotidiano para que sume al hogar y qué valor creéis que aporta al equilibrio de nuestra vida diaria? En la Ceremonia del Té se recrean viendo el infinito en las tazas estilo Raku, ¿consideráis que deberíamos llegar a un punto parecido de meditación y unión con nuestras vasijas y demás enseres domésticos?

Creemos que todo objeto aporta algo a nuestras vidas, siempre dependiendo de las vivencias de cada uno y el entorno en el que se sienta más a gusto. Hay quienes se sienten más identificados con un botijo y a quienes un exprimidor de Philip Stark le hace sentir bien y como en casa. Es algo muy personal. En nuestro caso, el mundo del jarrón nos fascina. Aunque queremos recalcar que no es lo mismo hacer algo en serie que hacer algo artesanal que siempre embellece, y la belleza de equilibrio.

 

¿Cuál es vuestra pieza de Cota favorita?

Aunque nos cuesta elegir, nos encanta el jarrón 004, y el 003. Últimamente tenemos una pequeña obsesión por el azul.

Una taza de cuando erais pequeñas, un cazo… sobre los objetos cotidianos fetiche ¿cuál no puede faltaros en casa o que utensilio os provoca total debilidad?

Clara: A mi me encanta ir coleccionando tazas o vasos de cada sitio al que voy, y en cuanto a objetos fetiche me encanta una mecedora que hay en casa de mi madre, que ojalá me pueda quedar de herencia. por otra parte me encantaría poder ir adquiriendo muebles y objetos de diseñadores jóvenes y hacer una casa museo cuando me jubile.

Nerea: Siempre me han fascinado los jarrones y las sillas. Como objeto fetiche un jarrón de mi madre de Alessi. Tomo muchas infusiones, me gustaría comenzar con una colección de teteras.

 

¿Nos dais un adelanto de lo próximo que planeáis con Cota?

Lo próximo que planeamos con cota es colaborar con distintos fotógrafos, diseñadores y artistas.

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list