Ser las locas y Gaslighting

Publicado por el 29/01/2021

Patrick Hamilton escribió una obra teatral llamada “Gas Light” que en 1944 fue llevada a la gran pantalla, protagonizada por Ingrid Bergman. Se trata de un joven matrimonio que se muda a vivir a casa de la tía de ella a raíz de su muerte y, a partir de ese momento, el marido comienza a llevar a cabo una aguda manipulación para hacer creer a su mujer que está loca y así hacerse con su fortuna. Esto dio nombre a lo que hoy conocemos como gaslighting.

La baja autoestima, el exceso de justificaciones y la disminución de las relaciones sociales, además del estado de confusión, son algunas de las principales consecuencias de este tipo de maltrato. El gaslighting es una forma de manipulación y abuso psicológico y emocional que hace que la víctima cuestione su propia memoria, percepción y cordura.

Es posible que una de las “locas” más conocidas sea Juana de Castilla. Hija de los Reyes Católicos, fue madre, esposa y Reina. Rodeada de hombres y un machismo exacerbado, tuvo una vida marcada por los desencuentros, el poder y las infidelidades de su marido, Felipe, archiduque de Austria. Pero a él lo apodaron “el Hermoso” y a ella, “la Loca”.

Juana la Loca y La Corona Partida son dos películas que podemos ver para comenzar a acercarnos más a la persona y alejarnos del personaje. Puede que hayamos puesto nombre al gaslighting hace relativamente poco tiempo, pero el concepto no es en absoluto nuevo. Porque a Juana también la llamaban loca, pero es una de las mujeres con más carisma, fortaleza e integridad de nuestra Historia.

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list