Shifting the future con Ácrata

Publicado por el 12/03/2020

 

Fundada hace 3 años, la marca emergente Ácrata moldea una nueva estética de la belleza en clave artística a través de la creación de complementos femeninos que quieren sobrepasar el temido non plus ultra de las ‘Columnas de Hércules’. Su visión está proyectada hacia un estilo futurístico, aunque en pleno respeto a los dictados de las tendencias actuales del minimalismo artesano, las asimetrías y las siluetas irregulares.

Entrevistamos al talentoso estilista valenciano Víctor Gimeno Traver, fundador de Ácrata y docente del grado en Diseño de Moda en ESNE. Un joven talento de la moda que realiza innovadoras creaciones handmade, modelando materiales en cuero de alta calidad según los cánones de la artesanía tradicional española.

 

Víctor Gimeno Traver

 

¡Hola Victor! Lanzaste tu marca en 2017, íntegramente producida en España. Háblanos sobre Ácrata, ¿cómo nació el proyecto?

No hay mirada desinteresada, ni palabras vacías, ni objetos en desuso. Desmitificando y redefiniendo el concepto de artesanía nace Ácrata, con la intencionalidad de poner en valor las piezas como concepciones únicas más allá de su finalidad práctica.

 

Háblanos del espíritu de la marca.

Es precisamente la condición de unicidad en el arte, la capacidad del mismo por influir e influenciarnos desde sus amplias posibilidades, su condición sentimentalista, lo original e irrepetible, lo que denota su valor y nos lleva, sobrecogiéndonos, en términos de W. Benjamin, a una experiencia “aurática”. Es con una amplia mirada introspectiva cuando se promueve la conmoción que provoca lo bello, lo diferente, lo único, para sí mismo. Para nuestros adentros, mirar desde la plasticidad del arte nos lleva a una simbiosis con la obra sin la cual esta no tendría sentido.

 

 

¿Qué tipo de conexión existe entre los materiales de tus creaciones y la filosofía de la marca?

Ácrata se teje de materiales nobles de alta calidad, seleccionados de forma minuciosa y revalorizando el uso de técnicas ancestrales; proporcionando unicidad en las piezas porque éstas tienen el alma de la idea que las ha concebido, pues es el arte, en su forma más matricial, la esencia de la marca, por ello que la transgresión es el empuje hacia la búsqueda, el afán de ir más allá.

 

¿Puedes contarnos sobre el proceso creativo y la inspiración detrás de tus colecciones?

De la controversia que plantea la concepción aurática, y fiel al espíritu crítico de Ácrata, nace la colección para replantear y revalorizar la condición única de las obras, pues cada una de nuestras creaciones adquiere valor por la interrelación con el poseedor de la pieza. Es esa finalidad sin fin, que solo posee el arte, lo que le confiere el poder de traspasar la frontera de la necesidad e imbricarse en un universo meramente humano. Es esa conmoción que provoca el arte lo que nos aleja del sonambulismo y de lo común, elevándonos a una esfera en la que la pieza sin poseedor no es.

 

 

¿Cómo se crea una marca que esté a la vanguardia y sea capaz de renovarse sin perder toda la calidad de la artesanía tradicional española?

El proyecto es resultado de la búsqueda por la diferenciación, el gusto por el patronaje, la arquitectura y la potenciación de la artesanía. El pasado, las raíces y la matriz son la base que marca el camino hacia el futuro. El saber hacer, enlazado con el uso de los materiales originarios, junto con los elementos primigenios de la tradición artesana, se entremezclan con el diseño de lo futuriblemente posible, donde las formas arquitectónicas lo son en base a lo que las han hecho ser.

 

¿Qué quieres comunicar a través de tus creaciones y qué te gustaría que surgiese de ellas?

La marca busca no solo cubrir, sino significar con las piezas, establecer un vínculo de comunicación que parte de la idea que origina el producto, su contenido y la trama artesana que rige cada obra, para entrelazarse con el público que adquiere en última instancia un objeto que va más allá de la necesidad o impulso particular. Cada una de las colecciones y sus partes, como piezas particulares que la integran, tienen un sentido concebido para transmitir el alma mater que le ha dado forma, pretendiendo en última instancia convertir el vestir en una obra de arte per se.

 

Una curiosidad: si tuvieras que mencionar una de tus creaciones, ¿cuál elegirías?

El modelo Platonic. Proviene de la reflexión de las figuras platónicas y la búsqueda de una combinación de procesos puramente artesanales, con un trabajo de más de 6 horas por bolso, con un concepto contemporáneo de creación de una pieza conceptual única.

 

 

Words: Giuditta Simonetta Zollo
Photos: courtesy of Ácrata
Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list