Tambourine Books: sinergia de aficiones y cultura impresa

Publicado por el 30/07/2020

TAMBOURINE es una plataforma online desde la que puedes adquirir la selección de revistas independientes más interesantes que nos ofrece el panorama internacional. Con base en Madrid, fundada por Silvia Pérez y Sara Arroyo, creativas de oficio que decidieron emprender el proyecto en una sinergia de aficiones y militancia por mantener viva la cultura impresa.

Su labor en torno al papel no se limita a la venta, dejarán huella en la cultura que se produce y mantiene en Madrid en actividades como KIOSKO, el primero de sus eventos donde reinterpretaron el kiosko de prensa tradicional en una visión conjunta con artistas de distintos ámbitos.

Las revistas que ofrecen son contenedores de información, que además de recrearnos, pueden ser las herramientas más eficaces para los que han decidido salirse de lo establecido y comenzar a aprender e investigar de manera libre y autodidacta.

 

Además de Tambourine lleváis más proyectos y vuestro propio oficio ¿A qué os dedicáis?

Silvia Pérez: Trabajo como directora creativa y diseñadora gráfica en proyectos creativos para distintos medios y clientes. El mundo editorial es una de mis principales fuentes de inspiración, el campo en el que centré mi formación y el ámbito principal en el que suelo desarrollar la mayoría de mis trabajos. ya sea en forma de imágenes o diseño, a veces trasladando el propio lenguaje editorial al mundo digital como puede ser aplicado a la web, o mismamente TAMBOURINE.

Sara Arroyo: Como editora y fotógrafa, siempre he desarrollado mi vida profesional en torno al lenguaje visual y el papel, con un especial interés en la publicación independiente, lo que me llevó a fundar TAMBOURINE junto con Silvia.

¿Qué os llevó a gestar el proyecto? ¿Por qué el nombre de Tambourine?

SA: El ímpetu detrás del proyecto surge a partir de una necesidad y una motivación a nivel personal que ambas compartimos, y en lo que desde luego no estábamos solas. Como fervientes amantes y consumidoras de papel, tanto en formato libro como revista, ante la escasez de oferta que encontrábamos en Madrid, y en España en general, nos veíamos obligadas o bien a pedir online, haciendo frente a unos gastos de envío elevados, o bien a dedicar buena parte de nuestros viajes al extranjero a hacer turismo de librerías. ¡Cosa que por supuesto seguimos y seguiremos haciendo! Pero nos dimos cuenta de que había una necesidad aquí de otro tipo de publicaciones independientes que no llegaban, y quisimos llenar ese hueco.

El nombre fue complicado de encontrar, como lo son todos los nombres o títulos, porque tiene que representar el proyecto, y además tienes que convivir con ello por, con suerte, ¡mucho, mucho tiempo! Así que es como nombrar a un hijo, básicamente. Una vez encontrada la palabra TAMBOURINE, y ya con una cierta atracción por la sonoridad y la mancha en el papel, nos atrajo el paralelismo que encontramos entre el instrumento (en español, la pandereta), que actúa como “pegamento” para unificar todos los elementos de una canción, estabilizando las partes involucradas a través de la repetición de un patrón rítmico; y el lugar que ocupa el papel, y en este caso la revista, como presencia constante y regular en nuestras vidas. Una vez encontrada esta conexión, ¡lo tuvimos claro!

España produce algunas de las mejores revistas que se distribuyen a nivel global, sin embargo en el territorio nacional es difícil sacarlas, carecen del apoyo y el reconocimiento que se merecen. Algunas van directas al extranjero siguiendo el patrón, como pasa en otros sectores, de exportación de calidad propia ¿Tenéis alguna teoría para esto? En cambio ¿Sabéis cuál es el país o zona donde hay más demanda de revistas?

SP: Muy guay que nos preguntes esto, porque este dilema es una de las razones principales que nos llevó a querer hacer TAMBOURINE. Como comentas en España se producen revistas de una gran calidad de producción y contenidos, pero en su mayoría editores y directores tienden a preferir redactarlas en inglés y pensarlas para su exportación al extranjero, principalmente para hacer de ellas productos más globales que puedan ser entendidos en todas partes y a su vez asegurarse una mayor acogida. Aunque una revista hable de algo local, si está redactada en inglés la podrá consumir el público de UK, (sin duda el país con mayor distribución europea y me atrevería a decir mundial) pero también será un producto entendible en la India, USA, España (cada vez más) o cualquier otro país. Mientras que si produces una publicación en un idioma minoritario te arriesgas a que tu área de consumo se reduzca muchísimo, haciendo que probablemente sea inviable mantener la producción periódica de la revista.

Pero aunque esto sea un gran símbolo de un mundo cada vez más globalizado, también tiene sus cosas buenas, e importar revistas de fuera aquí es una herramienta muy potente para abrir miras, de todo tipo. Pero, sobre todo a la contra, exportar producción editorial nacional, hablando de temas locales, mostrando a creativos nacionales, sirven de escaparate para todo lo que se está haciendo ahora mismo aquí a todos los niveles, y genera un intercambio cultural brutal que ayuda a atraer miras internacionales hacia el sector creativo nacional. Aunque España siempre ha anhelado la producción creativa internacional, las cosas están cambiando muy rápido y es súper motivador. Ahora no es raro ver a fotógrafos, diseñadores, artistas y creativos nacionales en los créditos de cabeceras súper potentes.

Para cualquier negocio la intuición es lo más importante. Teniendo en cuenta esto primero ¿Seguís algún criterio a la hora de seleccionar vuestro producto?

SP: Sin duda la intuición juega bastante en el proceso de selección, estar muy atentas a nuestro alrededor es el mejor cómplice de esta intuición. Otro factor crucial por ejemplo es el tiempo, en un producto periódico y que habla de su contexto temporal conocer su periodicidad y cuando saldrá el siguiente número (incluso antes de que esté ni siquiera impreso) es súper importante. Tener ‘producto fresco’ es una de nuestras prioridades.

Las revistas que ofrecéis son una selección cuidada, piezas de arte en papel pero ¿Por qué sólo publicaciones periódicas? ¿Qué me decís del libro independiente? ¿No le hacéis hueco por algún motivo?

SA: Nos encanta el libro independiente y somos consumidoras asiduas. Sin embargo, para TAMBOURINE decidimos especializarnos en la revista independiente porque encontramos que estas publicaciones estaban introduciendo una nueva forma de entender y hacer uso del papel, especialmente en relación a la comunicación o transmisión de proyectos creativos, que nos parecía muy interesante y, sobre todo, fresco. Durante mucho tiempo, el libro ha reinado como el medio en papel por excelencia para exponer trabajos creativos, unido a un cierto tipo de legitimación, de promesa. La revista independiente ha echado esto un poco abajo, presentando una alternativa tanto para exponer como para consumir que nos resulta muy atractivo.

Dentro de vuestra selección ¿alguna editorial o entrevista que hayáis visto últimamente y os haya dado la vuelta al cerebro?

SP: El último número de Middle Plane, el Issue No.2 en general nos parece un planteamiento muy interesante, se trata de un multiformato con 4 libritos y un periódico en un sobre contenedor serigrafiado que los alberga. Cada formato contiene en forma de editorial de moda una interpretación libre de la obra del artista estadounidense-cubano Felix Gonzalez-Torres, conocido por sus instalaciones y esculturas minimalistas con materiales simples y cotidianos para abordar temas como el amor y la pérdida, la enfermedad y el rejuvenecimiento, el género y la sexualidad.

Cuando vivía en Madrid me perdí KIOSKO, ahora lo pienso desde la distancia y estoy por organizar una subida para el próximo que montéis ¿Tenéis previsión de montar el siguiente? ¿Qué tal fue la última experiencia?

SA: Teníamos planeado celebrar una nueva edición de KIOSKO en junio aquí en Madrid, pero con el virus el plan se truncó. Y viendo como están las cosas, de momento no estamos pensando en organizar otro hasta que la situación mejore. Sin duda es una iniciativa que estamos echando mucho en falta, ya que es una oportunidad muy puntual y única dentro de nuestra actividad para conectarnos e interactuar en persona con nuestros seguidores, una de las partes de este proyecto que más nos gusta y nos motiva. KIOSKO 002 se celebró en diciembre de 2019 y fue una pasada. En esta ocasión, lo hicimos en Espacio Abastos en Madrid en colaboración con Fdez Vera, y el quiosco fue construido por Aída Salán y Cris Argüelles del colectivo Las Blast. Además, contamos con la intervención de Edu Piracés que vino a hablarnos de la revista PARK, elaborada por el estudio creativo Clase Bcn; Pablo Gandía, nos habló de su proyecto Incessants, y además entabló una conversación con la estilista Alba Melendo. Todo ello acompañado de una playlist confeccionada para la ocasión por Megansito el Guapo. Un elenco de lujo, vamos. Acabamos agotadas pero, ¡muy felices!

Tenemos muchas ganas de celebrar KIOSKO 003, y lo haremos en cuanto podamos garantizar las mejores medidas de seguridad, ¡y esperamos que pueda ser lo más pronto posible!

Es difícil decidir entre tanto y tanta calidad, pero como coleccionistas y freaks de las revistas ¿hay alguna que no os pueda faltar? Por ejemplo yo no puedo pasar sin The Plant, Apartamento, hace poco me hice con todos los números de Melancolía y Subway me haré con todas en breve… ¿Esperáis algún launch con ganas?

SA: Sin duda, las reinas de nuestra colección, que no pueden faltar en nuestro catálogo, son MacGuffin, Real Review y Middle Plane, aunque son muchas las que nos resultan imprescindibles. Pero estos tres títulos diría que definen bien nuestro estilo y nuestro catálogo, y en su momento, fueron clave para la formación de TAMBOURINE. Un título que estamos esperando con muchas ganas (el próximo número saldrá este otoño), es Flaneur, una revista anual que cada número se centra en una calle de una ciudad del mundo. Se nos está resistiendo conseguirla, ¡pero de este año no pasa!

Me parece interesante Sabat Magazine, a primera vista no me hubiese fijado en ella pero luego viendo como la explicabáis en vuestros stories me pareció de lo más sugerente, brujería desde una perspectiva femenina…   

SA: Sabat Magazine es una de esas rarezas que estamos muy contentas de haber encontrado. Es una publicación bastante bizarra, de sólo tres números, que explora cómo se desarrolla la escena femenina de la brujería y lo místico hoy en día, mostrando el trabajo de una gran variedad de artistas que, o bien desarrollan su creación artística en torno a estos temas, o que ellas mismas se identifican como brujas. Resulta muy interesante sobre todo por la oportunidad de aproximarnos a este mundo en la actualidad, y descubrir cómo ha evolucionado esta escena que sobre todo conocemos por las historias que nos llegan de la Edad Media. Es sin duda un muy buen ejemplo de la gran variedad de propuestas que ofrece el género de la revista independiente.

Con vuestros stories hacéis de bisagra a la magia de todas vuestras revistas dirigiéndola a un público que la desconoce, es muy importante el papel del vendedor, incluso pedagógico ¿Cómo os manejáis con esto?

SP: En un negocio online como el nuestro, donde por un lado no hay contacto de cara al público donde puedas explicar los contenidos o curiosidades y por otro lado como cliente no puedes experimentar la revista, tocarla, ver sus materiales o explorar sus contenidos, el stories es una herramienta crucial. Nos permite poder enseñar formatos, contenidos y explicar más a fondo. La web es nuestro catálogo, pero Instagram es nuestro mostrador, donde nos paramos a charlar, contar curiosidades, resolver dudas. Sin duda creo que hoy en día es indispensable en cualquier negocio. Nos manejamos bien, pero no deja de sorprendernos cada día y nos gustaría saber aprovecharlo al máximo. Supongo que empezar a enseñar la cara, es nuestra cuenta pendiente… hehehe.

¿Qué le recomendarías a un estudiante de arquitectura, a un futuro sastre, a un diseñador industrial y a un diseñador editorial?

-A un futuro Sastre : Sin duda el número de MacGuffin sobre los pantalones, MacGuffin Nº7 The Trousers. Despieza el pantalón como objeto desde todos sus ángulos, con artículos breves súper interesantes. Por ejemplo, hay uno sobre la historia de los vaqueros y como pasan de ser una prenda utilitaria con un uso muy concreto a democratizarse, convirtiéndose en la prenda de vestir más usada en el mundo, un objeto que cualquier ser humano posee, loco ¿Verdad?

También le recomendaría cualquier número de The Skirt Chronicles Por ejemplo en The Skirt Chronicles IV hay un articulo muy interesante sobre los petos y monos, una editorial con el archivo de las prendas de Pierre Cardin con prendas de 1963 a 1999, y una entrevista a Lucia Pica, directora de Make-up en Chanel sobre su percepción del color.

-A un estudiante de arquitectura le recomendaría The Room Journal, es una revista centrada en el espacio de la habitación como tema principal. Cada número analiza un tipo de habitáculo, por ejemplo el primero proponía el baño. Esperamos expectantes cuál será el tema del siguiente número.

Más en relación con el espacio interior y analizado desde un punto más amplio, no puede faltar en esta recomendación Apartamento, la revista que funciona como llave para adentrarte en el interior de las casas de personajes carismáticos y que de otra forma jamás hubieras podido. Acabamos de recibir el último número Apartamento Issue 25, sin duda mi lectura para estas vacaciones.

-Para un diseñador industrial y aunque ya la hayamos citado antes, es obligatorio citar de nuevo MacGuffin, de todas las de nuestro catálogo sería la revista por antonomasia para un diseñador industrial, ya que cada número propone un objeto concreto y como comentábamos antes lo analiza desde todos sus ángulos. La bola, la cuerda, el armario, los pantalones, el escritorio..

-A un diseñador gráfico o diseñador editorial le recomendaría que mirara con detenimiento los números de Revue Faire, hay números súper focalizados, también el último número de Slanted, y el resto de publicaciones de nuestro catálogo… porque aunque no traten del tema en sí mismo, en nuestra selección procuramos darle valor al propio diseño y producción de toda nuestra selección.

 

¿Cuál  os gustaría que fuese el siguiente paso de Tambourine?

SA: Tenemos muchos planes para TAMBOURINE que esperamos poder compartir con todos vosotros pronto. Sin duda uno de los primeros en la lista es llevar la iniciativa de KIOSKO fuera de Madrid y celebrarlo en otra ciudad española. Nos molaría hacer un poco de ruta, conocer nuevos enclaves culturales así como nuevas interpretaciones y diseños de quioscos, y llegar a más gente. Pero tenemos más iniciativas que estamos deseando poder desvelar pronto y que creemos que aportarán una nueva dimensión al proyecto.

 

Y para terminar ¿Qué revistas nos llevamos este verano a la playa o la piscina?

SP: Para ir de viaje recomendaría sin duda cualquier número de Real Review o The Modernist ,sobre todo por su formato, súper estrecho como la mitad de un A4 en vertical, no ocupan nada y son muy cómodos para meter en cualquier sitio. También por sus contenidos, Real Review pone en revisión temas actuales y de lo que significa vivir en el mundo de hoy, por lo que es perfecto para sorprenderse y ponerse al día, Acaba de salir hace muy poco su último número Real Review No.9 donde, por ejemplo, la curadora Sarah McCrory revisa el trabajo de la artista feminista Alexis Hunter, quien revisa por qué las esposas de los marxistas todavía hacen las tareas domésticas y la artista Hito Steyerl revisa los algoritmos diseñados para distinguir caras de colillas.

Por otro lado el último número de The Modernist 35 The Journey porque justo habla sobre el viaje como tema principal, así que perfecto para el verano y analizar el privilegio de poder viajar después de este periodo de confinamiento.

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list