The Real Fame ~ Franca Sozzani

Publicado por el 07/06/2021

‘’La fama, la de verdad, proviene de habilidades reales, de hacer cosas reales. Esto es la verdadera fama”

A lo largo de su carrera como Directora en Vogue Italia, Franca Sozzani destaca por tomar decisiones extremadamente provocativas y controvertidas para las portadas de la revista Italiana, de su mano, Vogue Italia toma una nueva perspectiva y se convierte en una plataforma para impulsar el poder de la imagen y la fotografía a nivel mundial.

Franca Sozzani es una de las personalidades más influyentes del mundo de la moda, pero curiosamente su carrera comenzó por casualidad, se dice que tomó un camino indirecto hacia la moda.

Nacida en Mantua (Italia) en 1950 en una familia acomodada, estudió filosofía y literatura en la Universidad de Milán antes de casarse a los 22 años, 3 meses después se divorcia, confesando: ‘‘Siempre pensé que mi vida estaba predeterminada a ser una vida normal: casa, hijos, golf. Y entonces decidí que esa no era la vida que quería tener”

Comenzó trabajando como redactora en Condè Nast, con la intención de demostrar a su padre que podía mantener una estabilidad tras varios viajes realizados después su divorcio, pronto se abre camino trabajando para diferentes revistas como Vogue Bambini, para niños, Revista Lei para mujeres y en Perlui, para hombre;

Hasta 1988, año en el que fue nombrada directora de Vogue Italia. “Yo ya había dirigido Lei con solo 29 años, y allí me di cuenta de que no había revistas de moda distintas, todas eran muy convencionales. Luego me fui a Estados Unidos, y ese fue verdaderamente mi golpe de fortuna”, declaraba. Inicialmente sus cambios en la revista crearon consternación, pero durante sus casi treinta años al frente de la revista, supo crear un lenguaje visual único que llevó a Vogue Italia a ser el culmen de las revistas de moda del momento a nivel mundial, priorizando la imagen al texto y consiguiendo la que era su finalidad: que Vogue Italia no se redujera únicamente a un público italiano.

Franca era admirada por su personalidad cautivadora, su naturaleza inflexible y su seguridad a la hora de tomar decisiones, creó lazos muy estrechos con fotógrafos como como Mario Testino, Steven Meisel, Bruce Weber, Peter Lindbergh, etc., quienes subrayaban que tenían total libertad trabajando con Franca y siempre se sentían comprendidos por ella .

“He visitado miles de mundos a través de sus puntos de vista”, dice de ellos. y también con personalidades célebres del mundo de la moda como Gianni Versace o Ana Wintour , además de ser junto a su amigo Gianni, la que impulsó la moda de las supermodelos en los 80, contratando a personalidades como Linda Evangelista, Cindy Crawford o Naomi Campbell. Esto no la eximió de recibir numerosas críticas por algunos de sus trabajos, pues no tenía miedo a denunciar en sus portadas los grandes problemas de la industria de la moda y a abordar las cuestiones más importantes de la sociedad.

“Una revista de moda no debe limitarse a mostrar ropa. Tampoco es arte, es una postura”. Quizás el número más polémico de todos los de Sozzani en Vogue Italia fue el de 2008, Black. Realizada por Meisel, que también fotografió todas y cada una de sus imágenes de portada -y publicada mientras Barack Obama hacía su primera campaña presidencial-, estaba protagonizada en su totalidad por modelos negros. Los críticos lo calificaron de racista, o de ejercicio simbólico y de guetización.

Como recordó Sozzani en 2014: “El objetivo era destacar la falta de diversidad. Yo miraba las pasarelas y no había chicas negras. Y no podía creer que no hubiera muchas, muchas y hermosas modelos negras”. La edición original se agotó en Estados Unidos y el Reino Unido en 72 horas y fue reeditado dos veces, siendo el número más vendido de Vogue Italia.

“Soy una mujer que trabaja bastante y que ha luchado por las cosas que quería, arriesgándose también; Tres veces me quisieron despedir, pero si haces un trabajo en el que crees y tienes la fortuna de que reconozcan las cosas que has hecho, sí hasta ese punto tienes poder, eso significa que has ganado para exponer tus ideas”.

Franca Sozzani es el mood. ¿Su secreto? La confianza, pese a todas las polémicas que causaron sus editoriales fue Inflexible a las críticas y devota a sus ideas, siendo reconocida eternamente como una ganadora.

Abrió un nuevo camino para la industria periodística de la moda y demostró que realmente se podía generar un impacto y contar una historia por medio de la imagen. “Desde el principio, el lenguaje de nuestra revista fue totalmente visual. Por eso suelo decir que yo inventé Instagram, al menos en el formato de papel”, comentaba.

Franca murió en Milán a la edad de 66 años, junto a su hijo Francesco Corrozzini quién en 2016 dirigió un documental en homenaje a su madre llamado: Franca: Chaos & Creation (que podéis encontrar en Netflix) donde se realiza un retrato íntimo de Franca y las personalidades que la rodeaban en ese momento.

Trabajó hasta el día de su muerte; Durante la grabación de Chaos & Creation su hijo Francesco le hace una pregunta: ¿Qué deseas hacer cuando dejes de trabajar? Ella (como siempre) lo tiene claro: “el día en que no trabaje, ya no estaré aquí”.

Dejándonos obras que perdurarán en la historia de la moda para siempre:

 

‘MAKEOVER MADNESS’ por Steven Meisel, Vogue Italia, Julio 2005. (En crítica al abuso de la cirugía estética del momento)

 

‘COUTURE DELIVERY’ por Tim Walker. Vogue Italia, Septiembre 1999

 

“SUPERMODELS ENTER REHAB” por Steven Meisel, Vogue Italia, Julio 2017

 

“SILENT” por Steven Meisel, Vogue Italia, agosto 2008 (Dedicado a la muerte de su amigo, Gianni Versace)

“ALL BLACK” por Steven Meisel, Black Issue, Vogue Italia, julio 2008.

Curated by: Natacha Barros
Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list