Women and Needles ~ Sutsely Kanashiro

Publicado por el 17/06/2020

Soy Sutsely Kanashiro y nací en Lima, Perú 1992. Estudié la carrera profesional de Fotografía en Lima y en el 2015 me mudé a Buenos Aires (Argentina) para estudiar la carrera de Filosofía. En el 2016 aprendí a tatuar con la técnica handpoked (técnica sin uso de máquina, solo aguja) y al año siguiente empecé a dedicarme enteramente al tatuaje.

Desde los 11 años estudié diferentes cursos de dibujo, pintura, moda, fotografía y cine. En el 2019 me mudé a Barcelona para seguir expandiéndome y crecer en el tatuaje.

¿Qué te llevó a decir, quiero tatuar?

Recuerdo que desde el momento uno que hice el primer pinchazo me dije: quiero dedicarme a tatuar. Con el tiempo, empecé a reflexionar sobre qué era el tatuaje para mí y el poder que tiene. Creo que entre tantas preguntas y respuestas, una de las más potentes fue el hecho de empoderar a las personas, ya sea tanto el cuerpo como la mente. También, el trabajar con memorias, recuerdos, historias para materializarlos en dibujos me parece maravilloso.

¿Cuál fue el primer tatuaje que hiciste? 

Un auto-tatuaje: dos lunas crecientes en puntillismo. Fue más un acto de curiosidad, pero aún recuerdo que el primer pinchazo me cambió la vida, me encantó poder tatuar y darme cuenta que podía hacerlo.

¿Cuál fue el primer recuerdo que tienes de un tatuaje? Por ejemplo algún familiar que se hicieses uno, alguien que admirabas o seguías… 

Nadie de mi familia tenía tatuajes, es más, estaban ‘satanizado’ por así decirlo. Vengo de una familia y un país muy conservador, donde el tatuaje se veía como algo malo (menos mal que eso está cambiando), y creo que por ahí empezó todo: el ir en contra de todo lo que esa sociedad me establecíacontra la normacontra mi crianza y lo que me decían; el tatuaje fue uno de los medios para ir en contra de todo 

¿La gente acude a ti por una linea de diseño concreta? ¿Como crees que ha ido evolucionando tu estilo hasta llegar a ella?

Sí, eso fue lo que me sorprendió desde el principio que lxs clientes acudían a mí porque les gustaba mi estilo y me daban carta libre para que les diseñara lo que quiera. Es increíble la entrega y confianza que me tuvieron desde el inicio hasta el día de hoy. 

Gracias a ello, pude indagar y evolucionar mi mi trabajo: empecé haciendo estilo ilustración, a veces hacía anime y hoy me estoy enfocando en desarrollar más el microrealismo, y recreaciones de arte clásico. Aquí un ejemplo de mi estilo en 2018 y en la actualidad.

¿Crees que en el momento de hacer el trabajo, creas un vínculo con la persona? 

Por supuesto, soy una persona muy sociable y me encanta hablar. Me parece una parte fundamental del tatuaje el poder intercambiar con la otra persona y conocer sus historias de vida que, muchas veces, son inspiradoras. Creo que una parte importante de esta profesión es tener empatía y buena onda. 

¿Qué opinas de las modas de los tatuajes? En los 2000 tuvimos los tribales, los triángulos y las formas indies después ¿qué crees que es lo siguiente? 

Modas siempre habrá y lo interesante, es que a veces esas modas ayudan a visibilizar muchos movimientos que antes no se veían o eran un tabú. Pienso que nosotrxs como tatuadorxs también podemos educar a lxs clientes, tratando de darle vuelta a las propuestas para que ambxs podamos disfrutar el proceso y que la otra persona se lleve algo único. Por eso, la comunicación, la empatía y la paciencia es parte del proceso del tatuaje.

¿Cómo te sientes siendo mujer tatuadora? ¿Qué le dirías a otra chica que quiere convertirse en lo que tú eres?

Empoderada definitivamente sería la palabra exacta para describirlo. El ambiente del tatuaje fue mayormente un ambiente de varones, y en estos últimos años, felizmente las mujeres y discidencias fuimos ganando terreno y seguramente seguirá así. Creo que lo que yo soy es una aprendiz eterna. Sí le diría a las mujeres y discidencias que quieren empezar a tatuar que dibujen, lean y se informen mucho, vayan a museos, a las plazas, sean mas conscientes de su entorno. El aprendizaje es constante y todos los días; si se frustran, borrón y cuenta nueva. Las crisis son necesarias para evolucionar.

Por último, nos gustaría que este tipo de entrevistas fueran una cadena y que nominaras a una compañera.

Quiero recomendar fuertemente a Suhai de Buenos Aires. Tiene un trabajo de fine line que realmente es muy hermoso, altamente recomendada. 

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list