Yoga & Breathe 02 ~ ¿Qué tipo de yoga es para mí?

Publicado por el 02/11/2021

 

Elegir un tipo de yoga puede ser agobiante. Eliges varios estudios cercanos de tu casa o lugar de trabajo, un espacio cómodo con un horario que puedes hacer encajar. Bien, primer paso hecho.

Después, entras en la web o Instagram y empiezas a leer; yoga integral, hatha yoga, vinyasa, aeroyoga, ashtanga, yin yoga etc. y terminas apuntándote a un gimnasio, que es más sencillo.

Quiero describirte de manera muy simple los distintos aspectos de los tipos de yoga y a quien podrían funcionarle cada uno de ellos. En mí opinión, lo ideal es que, si el estudio que has elegido ofrece más de un tipo, busques finalmente una combinación de estilos para crear una práctica 360.

 

 

Algunos tipos de yoga como el Vinyasa Flow, hatha yoga y ashtanga, podríamos considerarlos como los tipos de yoga dinámicos o más físicos, por decirlo de alguna manera. Se basan en un yoga en el que se quiere llegar a un estado meditativo mediante el movimiento.

La intensidad de la clase dependerá en gran medida de el/la profesor@. Creo que estos tipos de yoga son recomendables para la gente que busque movimiento, ante todo, que su foco no este en los ejercicios de solo respiración o meditación.

Cabe recalcar que, así como las practicas Vinyasa y Hatha pueden variar en cada clase. El ashtanga yoga se basa en la Series de Asana que Pattabhi Jois, su fundador creó.

Por otro lado, si tu entrada en el mundo del yoga vas más por un lado mental, o incluso recuperación de algún tipo de lesión, deberíamos de buscar algún otro tipo de yoga que se ajuste más a nuestras necesidades.

 

 

Por ejemplo, el yoga restaurativo; es un tipo de práctica terapéutica con el objetivo de calmar el sistema nervioso. Se realizan asanas suaves y relajadas, para que las cadenas musculares aflojen, poder hidratar las articulaciones y poder sobrellevar alguna lesión o malestar mental de una manera más sana.

El yin yoga, basado en el hatha yoga y la medicina china, trabaja las posturas también de una manera distinta. Este estilo busca relajar también la musculatura y trabajar a un nivel más profundo. Sin activar la musculatura y aguantando las posturas durante minutos (ayudados de mantas, bloques etc.) trabajaremos los tejidos conectivos, articulaciones, ligamentos y fascias.

Finalmente, si te apetece despegarte del suelo, siempre puede subirte al columpio de yoga y probar el Aeroyoga. Subido/a en el columpio realizarás distintas posturas y secuencias además de ejercicios de respiración y una relajación final. Te ayudará a tonificar la musculatura y verte en un ambiente completamente nuevo.

 

 

Me gustaría terminar diciendo que, todo tipo de yoga tiene beneficios mentales y físicos. No por elegir un yoga dinámico, quedas excluido/a de los beneficios de la concentración, respiración, etc.

Al igual manera, el acudir a clases donde las asanas tengan intensidades más bajas o se trabajen de manera más relajada no quiere decir que tu musculatura, tus articulaciones y tu sistema óseo no lo vayan a agradecer. Siempre que sea posible es ideal poder combinar más de un estilo.

Yoga & Breathe 01 ~ by Marina Estancona
Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list